Las chinches, una plaga que hasta hace poco se consideraba bajo control en Europa, han generado preocupación en París, donde han invadido hoteles, cines y hasta el transporte público. La situación es tan grave que el ayuntamiento de la ciudad ha pedido la ayuda del presidente Macron para abordar el problema. Esta situación también inquieta a España y otros países vecinos, ya que las chinches son conocidas como ‘la plaga viajera’, como explica Alejandro, de Desinfección Cantabria. Estos insectos tienen la habilidad de colarse fácilmente en las maletas o adherirse a la ropa de las personas sin que estas lo noten, lo que facilita su propagación. Desde esta empresa de control de plagas en Cantabria nos recuerdan que la plaga de avispa asiática que padecemos en toda Europa entró a Europa, precisamente, por el puerto francés de Marsella.

Las chinches son responsables de la plaga en Francia se alimentan de sangre

El clima también desempeña un papel importante en la proliferación de esta plaga. La doctora Patricia Guillem, catedrática de Epidemiología, Salud Pública y Medicina Preventiva de la Universidad Europea, señaló en ‘El Periódico’ que, debido al cambio climático, las altas temperaturas persisten en octubre, lo que favorece la reproducción continua de las chinches. Las chinches responsables de la plaga en Francia son hematófagas, lo que significa que se alimentan de sangre, tanto de seres humanos como de animales, y sus mordeduras pueden ser muy molestas e incluso provocar reacciones alérgicas.

Aunque las chinches no transmiten enfermedades, se consideran un problema de salud pública y deben ser controladas. Alejandro, de esta empresa de control de plagas en Cantabria, destacó que los insectos pueden actuar como vectores para la transmisión de enfermedades, aunque no sea el caso de este tipo particular de chinche. La detección temprana de las señales de infestación es esencial para detener la propagación de las chinches. Las picaduras de chinches, que en realidad son mordeduras, son la primera señal de alarma y se caracterizan por ser más grandes y causar picazón intensa en comparación con las picaduras de mosquitos. A menudo aparecen agrupadas en la piel.

Evitar que una población de chinches aumente de manera preocupante

En Desinfecciones Cantabria nos aconsejan no rascarse y tratar las picaduras con cremas tópicas para picaduras de insectos o antihistamínicos si se tiene historial de alergias. Si se detectan picaduras frecuentes al despertar, es importante inspeccionar minuciosamente las áreas de descanso, como camas y sofás, donde las chinches tienden a anidar. Estos insectos suelen esconderse en pliegues, rendijas y sábanas.

Se pueden identificar manchas de excremento de chinches en sábanas, que son de color rojizo o marrón debido a la hemoglobina de la sangre. También es posible encontrar finas pieles casi translúcidas que las chinches desprenden al mudar su piel, así como pequeños huevos de color amarillento. La detección temprana es esencial para evitar que una población de chinches aumente de manera preocupante. Si se tienen mascotas, es recomendable revisar de vez en cuando su pelaje, camas y juguetes en busca de signos de infestación de chinches, pero es inevitable hacerlo si sentimos picaduras que se corresponden con bichos “raros” que no son mosquitos.

About The Author

Comments